¿Buscas soluciones para tu nuevo proyecto online? Súmanos

¿Un nuevo proyecto?

Súmanos

Redes sociales vs. emailing: ¿cuál es la mejor opción?

Hoy vamos a  poner el foco en los canales de difusión en sí y analizar las diferencias de cada uno para ayudarte a definir tu estrategia de marketing online y […]


Hoy vamos a  poner el foco en los canales de difusión en sí y analizar las diferencias de cada uno para ayudarte a definir tu estrategia de marketing online y decidir dónde vale la pena invertir.

Los canales de difusión más importantes y efectivos de hoy en día son las redes sociales y el emailing, vamos a enfocarnos en ellos.

¿Cuál es la mejor opción para tu negocio? Para responder esto es importante entender las ventajas y las desventajas de cada uno.

Redes Sociales

Nadie puede negar hoy en día la influencia de las redes sociales en la vida de las personas, el nivel de llegada que tiene y el impacto en nuestra rutina.

Tener presencia en las redes sociales es clave para cualquier marca, lo sabemos. Pero hoy quiero ir un poco más en profundidad para poder analizar cuánto vale la pena invertir en ellas y sobre todo, con qué objetivo.

Ventajas

 1. Se visitan como un momento de ocio

Las redes sociales se visitan como una manera de entretenerse, distraerse, interactuar socialmente y enterarse de lo que está pasando.

Estos son todos momentos de ocio en los que el público se encuentra más relajado y abierto a consumir mensajes.

2. Alcanzan una audiencia masiva

Los mensajes de las redes llegan a un público masivo de los cuales no es necesario que tengas ningún dato (como su mail).

Se publican piezas de comunicación que no tienen límite a la hora de recorrer el mundo virtual (y más si se comparten o viralizan los mensajes, como vamos a ver más adelante).

3. Facilitan las recomendaciones entre amigos

Una de las características de las redes sociales es la facilidad de compartir la información con un amigo ya sea etiquetándolo, compartiendo o reenviando el mensaje.

Esto ayuda mucho al “boca a boca” digital y a que se expanda el alcance de tu mensaje.

4. Ataca el FOMO

Las redes generaron un efecto social que en inglés llamaron FOMO (fear of missing out), que quiere decir, miedo por perderse algo.

Este fenómeno genera que estemos constantemente conectados con las redes y atentos a sus mensajes.

Esto quiere decir que el público de tus redes va a estar pendiente de nuevas publicaciones y abiertos a consumirlas.

5. Facilitan la interacción

El nivel de interacción que facilitan las redes es una de sus mayores ventajas. Permiten acercarte a tu público de una manera más íntima que el mail nunca lograría.

La posibilidad de poner “me gusta”, dejar comentarios y que vos puedas responderlos directamente, es muy valiosa.

Tu público va a sentir una conexión más cercana con tu marca.

6. Dan la posibilidad de que se viralice

La facilidad de poder compartir e interactuar con tu mensajes lleva a otra gran oportunidad para tu marca: la viralización.

Si invertís en hacer contenidos que valgan la pena compartir, las redes son el canal ideal para que se viralicen y lleguen a una audiencia mucho mayor de la que podrías haber logrado por tu cuenta.

7. Dan información sobre la audiencia

Los perfiles de las marcas en las redes sociales, como puede ser una página de Facebook, muestran información sobre la audiencia de seguidores que puede ser muy interesante para la marca.

Por ejemplo, las franjas de edades de tu público o si son mayormente hombres o mujeres.

Todo esto puede ayudarte a ajustar los mensajes que publiques o a darte cuenta si estás consiguiendo sumar como seguidores al target que tenías pensado.

Desventajas

1. No ser dueño de la base

Esto es así y no hay forma de decirlo de otra manera: por más de que tengas miles o millones de seguidores, nunca vas a ser dueño de esa base.

Si por alguna razón, Facebook, Instagram o Twitter desaparecen o cambian el funcionamiento (como ya pasó antes… ¿te suena MySpace?) no hay nada que puedas hacer, tu público desaparecería con ellos.

2. No manejar las reglas

Siguiendo la línea del punto anterior, al depender de una red social, también dependés de sus reglas.

Ellos deciden qué mostrar y a quién mostrárselo. Aún las personas que hayan elegido seguirte, no todas van a ver tus mensajes.

El algoritmo de Facebook es el mejor ejemplo para esto. Constantemente cambian las reglas y los posteos de las empresas se ven cada vez menos de manera orgánica.

3. Necesidad de invertir en publicidad

Entonces, como decía antes, el alcance orgánico de tus mensajes es cada vez menor.

La única manera de garantizar que tanto tus seguidores como un público mayor vea tus comunicaciones (que tanto esfuerzo pusiste en planificar y armar) es invirtiendo en publicidad.

4. No todos tienen usuario en las redes

Sí, como arrancamos diciendo, la penetración de las redes en nuestras vidas es innegable. Pero sigue habiendo un porcentaje de gente que no usa Facebook, Twitter, Instagram, entre otras.

Entonces, va a depender más que nada de tu target. Si tu público objetivo no suele visitar las redes sociales, no va a valer la pena que inviertas tiempo en ellas.

 

Emailing

Las campañas de mail pueden sonar “antiguas” pero la realidad es que el emailing sigue pisando fuerte a la hora de armar una estrategia de marketing online.

Para tener una noción de la magnitud, si pensamos en la cantidad de cuentas de mail que existen a nivel mundial, es tres veces mayor que la cantidad de los usuarios de Facebook y Twitter combinados.

Veamos entonces las ventajas y desventajas de este canal:

Ventajas

1. Ser dueño de la lista

La lista de mails que vayas acumulando a lo largo del trayecto de tu marca es tuya. No te pueden modificar las reglas o bloquear el acceso a tu público.

La base es de tu negocio y eso te da mayor control sobre las comunicaciones que le hacés llegar a tu audiencia.

2. Canal directo y privado

Con el envío de un mail, accedés directamente a la bandeja de entrada de tu público: el canal es totalmente directo y privado.

El mensaje va a permanecer ahí hasta que se decida alguna acción: en el peor de los casos, que se decida borrarlo, aún así la persona tuvo que ver qué era para tomar esa decisión.

No se necesita que el público decida entrar a las redes sociales en determinado horario y que tu mensaje justo les aparezca.

3. Posibilidad de personalizarlo

Mientras que los mensajes de las redes son masivos para toda la audiencia y siguen las reglas de cada red social, es posible personalizar el envío de mails.

Esto aplica no sólo al diseño o formato sino también a la posibilidad de usar datos de tu base (como edad, género, preferencias de compra, etc.) para enviar determinado mensaje personalizado.

4. Ya hay una muestra de interés

Cuando una persona se suscribe a tu lista, ya muestra un claro interés en tu marca.

Entonces, siempre y cuando tengas un buen contenido para ofrecer, va a ser más fácil que se tomen el tiempo de abrir tu mail y leer tu mensaje. Y esto quiere decir que al aumentar el porcentaje de apertura, sube también el número de conversión.

5. Resultados medibles

Otra ventaja de las campañas de mail es que se le puede hacer un seguimiento a partir de resultados medibles.

Poder conocer las acciones de tus suscriptores. Saber exactamente quiénes abrieron tu mail, quiénes hicieron clic y en dónde.

A partir de estos número podés evaluar el éxito e interés de la campaña para aprender de lo que funciona y cambiar lo que no sirvió.

6. Posibilidad de segmentación

Con esta posibilidad de medir los resultados y conocer el comportamiento de los usuarios frente a los distintos envíos, es posible generar una segmentación en la lista para mandar campañas más dirigidas según lo que se esté tratando de conseguir.

Por ejemplo, al grupo de usuarios que abre todos tus envíos y hace clic en los productos para ver más información en tu tienda, podés enviarles una campaña con un cupón de descuento para darles ese empujoncito que necesitan para concretar la compra.

 Desventajas

1. Saturación de mails

Es verdad que hoy en día recibimos muchísimos mails. Esto puedo jugar en contra a la hora de que tu campaña decida ser abierta.

Es por esto que es clave armar títulos que atraigan la atención y den ganas de abrir y leer ese mail.

2. Filtros de spam

Una de las mayores desventajas de este canal son los filtros de spam que pueden desviar tu mensaje a la carpeta de correos no deseados.

Es importante entonces no incluir direcciones de mail a tu lista sin previa suscripción y autorización de la persona.

3. Es más invasivo

La otra cara de la moneda de ser directo, es que puede cansar o molestar más rápido si la persona recibe una catarata de mails que no le interesan.

Para combatir esto, es importante que mandes cosas que a tus lectores les interese. Para esto, es necesario armar una estrategia de envíos, tratando de aprovechar al máximo los datos que tengas de los usuarios.

¿Cuál es la mejor opción?

La realidad es que cada canal tiene sus puntos fuertes y las mejores estrategias están compuestas del uso de ambos. Aunque con algunos puntos en común, se enfocan en distintos temas y la mejor opción es que trabajen combinados.

Por su lado, el emailing tiene mejores resultados para generar tráfico a tu tienda y convertir en ventas.

Las redes sociales, en cambio, logran una mejor interacción con el público y ayudan justamente a que las campañas de mail tengan mejores resultados. También sirven como fuente de nuevos suscriptores en tu lista.

Lo importante es entender las diferencias de cada canal para hacer una decisión estratégica de dónde invertir (tanto tiempo como dinero) según lo que tu negocio esté necesitando.

Articulo Original: tiendanube

Feedback

Patagonia Creative ®

Agradecemos cualquier comentario acerca de nuestro sitio; felicitaciones, nuevas ideas, informes de errores o lo que sea!